¿Que elegir contadores de energía o repartidores?

Si usted ha recibido en su comunidad estudios, propuestas o presupuestos, que le comunican  la obligación que tienen de Instalar Repartidores de Costes en sus viviendas, sin tener en cuenta el sistema de calefacción que tienen, debe pararse un momento a pensar. Lo primero que debe averiguar es como está construida su instalación,  si su sistema de calefacción esta diseñado por columnas, usted tiene pocas alternarivas, pero si por el contrario su instalación es por anillos, sistema más frecuente de lo que parece, usted tiene posibilidad de elegir entre contador de energía o repartidor de coste.

Este artículo pretende aclarar sus posibles dudas al respecto, al comparar ambos sistemas utilizamos el término ventaja o desventaja, con ello no nos estamos posicionando sobre cuál de los dos es mejor, sino que  pretendemos dar una idea de las particularidades de cada sistema para una toma de decisión más consciente por parte de la propiedad.

1º CONTADOR DE ENERGIA + VALVULA DE ZONA + TERMOSTATICA.

En primer lugar, hay que decir que  el contador de energía es el método por excelencia para la medición del consumo de calefacción. En cualquier edificación de nueva construcción es el sistema único a instalar.

¿Cuándo se debe de colocar de colocar el contador de energía? Si la calefacción comunitaria dispone de llaves de corte de calefacción por vivienda con distribución interior de tuberías (habitualmente llamado por anillo) es el sistema adecuado. Algo que habitualmente desconocen las Comunidades es que los edificios con calefacción central que fueron construidos a partir del año 1.980, ya tienen el sistema por anillos, por lo que sabiendo la fecha de construcción del mismo podemos saber ya de antemano que equipamiento instalar.

La problemática está surgiendo por el hecho de que en muchos casos las llaves de corte de la calefacción han estado semi ocultas y en la mayoría no se han renovado ni siquiera cuando se efectuaba una reforma dentro de la vivienda. Como el hueco disponible suele ser muy pequeño y la colocación del contador  obliga a una pequeña obra, inicialmente genera  un rechazo y se ha planteado la instalación de otros sistemas.

 VENTAJAS

  • Muy fiable, el consumo se refleja en Kwh y la lectura cuando está en el interior de la vivienda realiza vía radio.
  • Para el mismo nivel de equipamiento y comodidad (contador + válvula de control + termostato) es la inversión más barata.
  • Dentro de la inversión a realizar, se incluye el cambio de las llaves de corte generales de cada vecino, por lo que mejora la independencia del propietario y se evita vaciar el circuito general por fugas de calefacción particulares.
  • Permite cerrar completamente la vivienda cuando se está ausente, se evitan posibles fugas y ahorro por no consumo.
  • No hay que tocar ningún radiador de la vivienda, el propietario puede realizar los cambios que quiera internamente. Si aumenta los radiadores el contador de energía lo contabilizará.
  • Dependiendo del tipo de contador se puede evitar quitarlo cada diez años (la  pila puede durar 16 años y se puede sustituir.)

DESVENTAJA

  • La colocación del contador implica en muchos casos picar junto a las llaves y en un lateral para instalar los equipos de contaje, más problemático cuando están en cocinas o baños.
  • La reposición posterior de la apertura realizada y su cierre es un coste añadido que dependerá del criterio de remate del vecino.
  • Aconsejamos la colocación en calderas de un contador de energía general para el sistema de calefacción. Podremos saber de esta forma el fijo a cobrar  y el variable a repercutir a cada vecino de forma fehaciente.
  • Se aconseja cambiar la bomba actual por una de caudal y presión variables u otro equipamiento alternativo, para evitar ruidos por el mayor aumento del caudal en los radiadores que están funcionando.

2º REPARTIDORES Y ACCESORIOS

 El sistema mediante repartidores de coste se diseñó específicamente para dar una solución a las instalaciones más antiguas donde la distribución por columnas no permitía controlar los consumos de cada vivienda, a través de un contador.  Sistema homologado de gran trayectoria en los países de nuestro entorno con grandes necesidades de calefacción y  muy habitual en los edificios de construcción anteriores al año 1.980.

VENTAJAS

  • Muy fiable, el consumo individual se da mediante una fórmula convertida en unidades de consumo, que luego se reparte en proporción a la suma de todos los contajes de la comunidad.
  • La colocación del repartidor en cada radiador permite controlar el consumo de cada uno, se debe de instalar en todos, la emisión y recogida de datos se hace vía radio.
  • Hay que hacer un estudio exacto de la potencia instalada de la vivienda. La fiabilidad del contaje depende de la calidad del estudio realizado
  • Se deben de colocar como mínimo llaves termostáticas en los radiadores lo que permitirá regular la temperatura de la vivienda, ya que sino el repartidor seguirá contando si no se puede cerrar cuando hace mucho calor (abrir la ventana por exceso implicará un mayor consumo al propietario).
  • Hay una gran variedad de opciones avanzadas para controlar el consumo y la temperatura de cada radiador, que satisfacen plenamente el confort deseado por del propietario.

DESVENTAJAS

  • La duración del repartidor es de 10 años, se debe sustituir completamente.
  • El fijo a cobrar se deberá de consensuar ya que su cálculo será aproximado. Se aconseja la colocación de contador de energía general en calderas para el circuito de calefacción para afinar el reparto.
  • El propietario no debiera de cambiar los radiadores sin avisar previamente a la comunidad ya que el repartidor hay que adaptarlo en programación y soporte al nuevo instalado. Si no se hace no será correcto, puede ir a favor o en contra del propietario. Debiera de hacerse constar esta circunstancia en la junta de vecinos para evitar problemas futuros.
  • Se deben de cambiar las llaves de los radiadores para poder instalar otras que permitan el cierre o apertura de los radiadores de forma automática para evitar el consumo no deseado.
  • Con la colocación de las llaves termostáticas en radiadores se aconseja cambiar la bomba actual por una de caudal y presión variables u otro equipamiento alternativo, para evitar ruidos por el mayor aumento del caudal en los radiadores que están funcionando.
  • Las llaves generales de calefacción siguen siendo las originales, por lo que no se puede cerrar el circuito interno completamente si se está ausente salvo que se haga una inversión adicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *